Despidos en el sector público: aplicabilidad del procedimiento de tutela laboral

Desde hace ya algunos meses se han venido conociendo diversas denuncias por despidos masivos de trabajadores a contrata, a honorarios y con contrato de trabajo que se desempeñaban en diversos servicios o programas de la Administración del Estado. Mientras las autoridades esgrimen razones de “racionalización” o “mal desempeño”, las asociaciones de funcionarios alegan que la verdadera motivación de muchos despidos la constituye la afiliación política de los trabajadores. De ser efectivo esto último, sobre el Estado se cierne un escenario judicial complejo ya que la Constitución , los tratados internacionales y la legislación nacional prohíben los actos de discriminación fundados en razones políticas, en tanto que el procedimiento de tutela laboral los sanciona con particular firmeza cuando se producen con ocasión del término de la relación laboral. De hecho, ya han sido varias las demandas de tutela laboral que se han interpuesto contra diversos organismos estatales, por discriminación; en algunas el factor político es denunciado en forma expresa y en otras queda implícito. Sin embargo, la normativa que rige la labor del personal que trabaja en la Administración del Estado centralizada y descentralizada, la jurisprudencia judicial y administrativa y la disparidad de criterios existentes frente al tema que nos convoca permiten visualizar que el escenario judicial tampoco es fácil para los trabajadores afectados. Ver Documento

Un comentario de “Despidos en el sector público: aplicabilidad del procedimiento de tutela laboral

  1. Permitanme hacer una separación entre aquellos funcionarios a contrata o a honorarios que por muchos años han servido en la adm. pública, en este caso hablo de un municipio, y que durante el mes de diciembre de cada año sienten el temor de quedar sin trabajo, una inestabilidad tremenda… son personas que no obedecen a ningún partido político y que están en el servicio público por sus propios méritos.

    En cambio, hay otros personeros a honorarios o a contrata que realmente hacen abuso de poder cuando son gobierno, muchas veces no tienen el conocimiento ni la experiencia que el servicio lo requiere, hacen mal la pega y al final de cuenta todos somos mal evaluados por ellos. Son los que tienen mejor renta, llegan a la hora que quieren y obedecen a un solo patrón.. como dice Serrat: son los macarras de la moral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Please copy the string rtKBlY to the field below: