“Bono estímulo de cajas”: la cuestionada cláusula de los Convenios Colectivos de supermercados Líder

Es habitual que los cajeros y personal encargado de recibir dineros tengan diferencias de cajas. A veces estas son positivas, pero la mayoría de las vaces son negativas.  Generalmente son  muy pequeñas pero otras son bien grandes. Y hay empresas que entregan asignaciones de pérdida de caja y otras que no. Walmart es una de ellas. Más encima, las descuenta de las comisiones futuras. ¿Cómo ocurre esto? Hace años la compañía introdujo en todos los Convenios Colectivos la cláusula “bono de estímulo de caja” (regula la comisión a que tienen derecho los cajeros por las ventas que realizan y los pagos de servicios que reciben), según la cual las diferencias negativas de caja deben ser asumidas por los trabajadores, restándose del monto de las comisiones a que tendrían derecho. Y si las comisiones del mes no alcanzaren, deben restarse incluso de las comisiones futuras. Por cierto, las diferencias positivas corresponden a la empresa. Pero este sistema ha sido cuestionado por los tribunales de justicia.

El Caso

En Febrero de 2010, una cajera del Hiper Lider de Huechuraba tuvo una diferencia de caja negativa de $200.586 que la empresa comenzó a descontar de sus comisiones futuras: en Marzo le descontó $27.259 y en Abril otros $44.252, con lo que recibió $0 de comisiones en esos meses. La empresa se escudó en que dicho procedimiento estaba expresamente establecido en el Convenio Colectivo suscrito con el Sindicato, pero éste no estaba de acuerdo con la decisión, por lo que denunció a la empresa ante la Inspección del Trabajo. El 13 de Febrero de ese año se había publicado la Ley 20.425 que modificó el artículo 58 del Código del Trabajo, prohibiendo descontar de las remuneraciones de los trabajadores los efectos de comercio impagos (Ej: cheques) y los costos de robos, hurtos, pérdidas o destrucción de bienes de la empresa cometidos por terceros y sin responsabilidad del trabajador (lo cual sólo puede ser determinado por un juez), agregando que cualquier descuento ilegal debe ser restituido por el empleador.

LaInspección del Trabajo multó a la empresa porque consideró que los descuentos eran ilegales.  La empresa no quedó conforme y recurrió a tribunales. Pero el Juzgado del Trabajo ratificó la ilegalidad de los descuentos y estableció que la cláusula del Convenio Colectivo referida al bono de estímulo de caja “no tiene ningún valor” (RIT I-121-2010). La empresa recurrió a la Corte de Apelaciones de Santiago y esta confirmó la sentencia de primer grado, señalando que los descuentos violentaban el principio de protección de las remuneraciones y que el Convenio Colectivo no podía tornar inaplicable una norma prohibitiva de orden público como lo es el artículo 58 del Código del Trabajo (Rol Nº 1353-2010).

La trabajadora recibió su dinero de vuelta y fue desvinculada de la empresa, pero la cláusula “bono estímulo de cajas” sigue indemne en todos los Convenios Colectivos que la empresa ha suscrito y los descuentos se siguen realizando.

Un comentario de ““Bono estímulo de cajas”: la cuestionada cláusula de los Convenios Colectivos de supermercados Líder

  1. Pingback: Federación gana juicio por cláusula contractual que Walmart se niega a cumplir | Prosindical

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Please copy the string ePbvsW to the field below: