Escuela Sindical de Derecho U. Chile participa en Congreso “Economía y Derechos Sociales”, organizado en la Facultad de Economía y Negocios de la U. de Chile

Francisco Flores, representante de la Escuela de Formación Sindical, de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile

   La mesa sobre organización sindical u economía del Congreso estuvo compuesta por un académico, un asesor del gobierno, el director de la Fundación Sol y Francisco Flores, miembro de la Escuela Sindical. La pregunta a discutir fue “¿La unión hace la fuerza? ¿Pueden los sindicatos mejorar la calidad del trabajo sin perjudicar la economía?”, lo que marcó las diferencias entre los expositores.
Francisco Carrillo, académico de la Facultad de Economía y Negocios de la U. de Chile, argumentó en base a la idea de desconfianza existente en el ambiente laboral, lo que dificultaría la posibilidad de lograr una unidad en la que converjan favorablemente los intereses de empleadores y trabajadores. Para alcanzar mejores índices económicos habría que lograr fortalecer la confianza entre ambos, debido a que “el bienestar de todos está ligado a la productividad”.
El economista Gonzalo Durán dio a conocer la postura de la Fundación Sol a partir de múltiples análisis cuantitativos en los que resaltaron algunas cifras, como la que indica que el 75% de los trabajadores cree que el alto nivel de vida de los empresarios es consecuencia de bajos sueldos para los trabajadores; que el 50% de las trabajadoras recibe menos de $221.000 mensuales y el crecimiento exponencial de los puestos de trabajo creados bajo subcontrato.
El académico enfatizó en la importancia de pensar los sindicatos en el contexto de las relaciones de producción y dominación derivadas de la relación capital-trabajo y que la combinación dada por sueldos de hambre y malas condiciones laborales genera disciplinamiento entre los trabajadores, mermando sus posibilidades de participar en actividades culturales, hacer política y levantar movilizaciones, debido a la preocupación constante por su sostén material inmediato.
Por último aseveró que el “Plan Laboral” de José Piñera, puesto en marcha durante dictadura, se sostiene bajo cuatro pilares fundamentales funcionales norte político claro: destruir la organización que de los trabajadores. Estos cuatro pilares son: la huelga que no paraliza, negociación colectiva sólo a nivel de empresa, libertad sindical entendida como “pluralismo sindical extremo” y la despolitización sindical.
A su turno, el economista y asesor del Ministerio del Trabajo Cristobal Huneeus argumentó en base a la teoría “Voz o Salida” del economista Albert Hirschman, quien desarrolla la idea de que ante una disputa con el empleador, el trabajador tiene dos opciones: llegar a un acuerdo favorable para ambas partes o salir de la empresa, en que el caso “extremo” de voz es la huelga. Respaldado en las cifras del seguro de cesantía, enfatizó en que es muy difícil lograr unidad y el fortalecimiento de la organización sindical debido al alto número de trabajadores que decide dejar sus trabajos en vez de luchar.
Por último, la exposición de Francisco Flores, representando a la Escuela Sindical, partió con la cuestión sobre ¿quién es el más apto para asegurar las condiciones de los trabajadores? De este modo señaló que, en principio, pareciera que el Estado es el llamado a asegurar las condiciones para un trabajo digno. Sin embargo, casos como el financiamiento irregular de la politica ligado a los casos de corrupción han dejado al descubierto una vez más que el Estado no es una parte neutral sino que está en disputa, por lo que si bien puede a través de sus instituciones asegurar cierto margen de condiciones a los trabajadores, el Estado tiene sus propias complicaciones. Con este marco establecido dió importancia fundamental a las organizaciones de los trabajadores y su disputa por las condiciones en el trabajo. El bienestar de los trabajadores está ligado a su lucha. Esto porque el trabajador trabaja por cuenta ajena, es decir, que a cambio de una remuneración es el empleador quien se apropia de la actividad del trabajador y de su fruto. Por tanto, en esta relación hay intereses contrapuestos entre empleador y trabajador, en el que los trabajadores son por tanto los más aptos en defender sus intereses. Sin embargo, esto revela un problema ¿por qué la baja sindicalización? Respecto a esto aseveró que si existen bajos índices de sindicalización son consecuencia del proceso de la dictadura y la instauración de un modelo. Se impone el neoliberalismo con la consecuencia, entre otras, del fin de la industria nacional y por ende un gran cambio de trabajadores al sector de servicios, esto sumado al Plan Laboral y una persecusión sostenida en el tiempo de las organizaciones sociales. A esto agregado el desarrollo de la cultura del consumo financiado por el negocio del crédito explicaría en gran parte el fenómeno.
A modo de conclusión, las grandes diferencias entre las posiciones fueron las siguientes: En primer lugar, en cuánto a si las mejores condiciones de los trabajadores afectan la economía, la respuesta de Fundación Sol y Escuela Sindical fue enfatizar en la contradicción entre trabajador y empleador, y por tanto defender las condiciones de los trabajadores pese a los costos que pudiera tener para la empresa. Por otro lado, Cristóbal Huneeus obvia en cierto grado la contradicción haciendo un análisis y ofreciendo medidas para mejorar las condiciones de los trabajadores sin perjudicar la economía, que para él se traduciría en la Reforma Laboral. Por su parte, Francisco Carrillo simplemente señala que la contradicción no es tal y que debemos defender la conciliación de los intereses, ya que la respuesta se basa en un asunto de confianza. La segunda diferencia importante fue el cómo los trabajadores defienden sus intereses. La posición de Fundación Sol y de la Escuela Sindical fue enfatizar la organización sindical y en la huega como herramienta fundamental para la mejora de las condiciones. Cristobal Huneeus, la reconoce, pero en el marco de la Reforma Laboral. En cambio, Francisco Carrillo prefiere fortalecer el consenso y la conciliación, aceptando de mala gana la huelga.
Por nuestra parte y para terminar, agradecemos la invitación al congreso y valoramos que se den este tipo de discusiones que pueden resultar incómodas pero que permiten definir cuestiones y problemas de cómo se realiza el trabajo hoy y su impacto social, así como de desarrollar la crítica y visualizar soluciones para el problema del trabajo.

2 comentarios de “Escuela Sindical de Derecho U. Chile participa en Congreso “Economía y Derechos Sociales”, organizado en la Facultad de Economía y Negocios de la U. de Chile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

49.557 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Current day month ye@r *

Please copy the string Zan7TE to the field below: